Última actualización :
2001-07-16

e-mail del Capítulo



Crónica
earth

Crónica del Capítulo General

bleu line

13 julio

Silentium pater praedicatorum et pater electorum

La mañana amaneció espléndida, como una invitación al silencio y a la reconciliación. La oración de la manaña fue en francés, con predicación de Fr. Guy Rivard, canadiense. Al final de los laudes, los más de 200 presentes salieron en riguroso silencio, que se mantuvo hasta la hora de la reconciliación. Los capitulares pasearon en el precioso y muy cuidado campus, hablaron sólo con Dios y ellos mismos, y ni siquiera les molestaron las ágiles ardillas del campus, un tanto asustadas e incrédulas ante tanto hábito blanco.

A media mañana se nos invitó a la reconciliación. Los de lengua inglesa se han esforzado en preparar una seria celebración penitencial. La liturgia es espléndida todos los días. Predicó Fr. Henry Parol, de las Islas Salomón. Hubo confesión individual (por falta de presbíteros no iba a quedar). De todas maneras nombraron algunos confesores oficiales por lenguas y les concedieron lugares en la iglesia. Pero se podía administrar y recibir el sacramento paseando por el campus. Parece ser que los oficiales tuvieron bastante clientes. Pero también hubo confesores y penitentes peripatéticos.

La tarde se dedicó al tractatus (diálogo y reflexión en común sobre candidatos). Los frailes más elegibles en principio fueron invitados a hacer una breve presentación de sí mismos y de la Orden desde su punto de vista, y respondieron a las preguntas de los capitulares. A la sesión, absolutamente confidencial, sólo tuvieron acceso los vocales, el secretario y los intérpretes. Silencio, pues.

La misa en español. Alegre y cálida. Presidió Fr. Manuel Uña, provincial de Andalucía. Predicó una homilía calurosa y encendida, magníficamente proclamada. Habló su corazón de su querida Cuba. Manifestó bellos pensamientos, como que había recibido de sus padres la fe, de los frailes en la Orden el saber compartirla y predicarla comunitariamente, y de Cuba había aprendido a confiar en quienes no la tienen y la buscan... Todo en torno a presentar nuestra vida como fue la de Jesús, vida en camino, y Dios caminando siempre con su pueblo, en medio de las dificultades queel mismo Jesús anunciaba en el evangelio. Durante el ofertorio Fr. Miguel de Burgos, de la misma provincia, manifestó sus cualidades cantoras con una bella canción que hablaba de un trovador que también caminaba ligero de equipaje, teniendo como armas su canción y no buscando otra cosa que amigos. Todo muy bonito.

Miscelánea

Ya hemos dicho que la iglesia, que casi inauguramos, es bonita y funcional. No hay imágenes, sí vidrieras. Las vidrieras tienen como motivos sobre todo, aparte algunos evangélicos, la vida de santo Domingo. Y muchas figuras de la Orden tienen una vidriera: san Martín de Porres, san Juan Macías, Bartolomé de las Casas, la monja Chikaba, santa Rosa de Lima, santa Catarina de Siena, santo Tomás de Aquino... Ninguno de ellos hablaba inglés. Pero aquí se les reza, sobre todo en inglés. Seguro que entienden y escuchan los ruegos en la liturgia globalizada.

El coro de lengua española muy bien, acompañado con el descubrimiento del capítulo, Fr. Fausto Sbaffoni, provincial de la provincia Romana, como percusionista; la guitarra del provincial de Irlanda y el clarinete del animador de la liturgia, Fr. Marchionda. Hoy estarían contentos los santos y venerables hispanoparlantes que abundan en este templo. puce

 
Design & management : Fr. Yves Bériault, o.p.