Última actualización :
2001-07-20

e-mail del Capítulo



Crónica
earth

Crónica del Capítulo General

bleu line

15 de julio

Domingo, día de excursión

Otro día que amanece espléndido. Sigue la liturgia solemne, en inglés. La misa especialmente solemne. Ayudó a la solemnidad el coro de la parroquia de San Pío V, que regentan los frailes. Destacó la solista rebosante de voz y de entusiasmo. También Fr. Brian Pierce, acompañándose de la guitarra y dejándose acompañar también del clarinete de Fr. Marchionda. En la homilía del definidor de la provincia de California fue ampliamente citado Fray Bartolomé de las Casas. Él se atrevió a alzarse contra las autoridades para defender, como buen samaritano a los indios, ¿hay ahora algún Bartolomé de las Casas para defender a los excluidos de autoridades políticas, tan duras con ellos como los conquistadores?

Al salir de misa, nos esperaban los diversos autocares según una lista previamente establecida. Y nos pusimos en marcha hacia Boston. Siempre por una autopista que atraviesa un paisaje llano, totalmente verde, con tantos árboles que parece una selva, si bien domesticada.

En Boston algunos fueron a ver el museo de bellas artes, otros directamente al convento de Saint Stephen de Dover, la mayoría a la Universidad de Harvard. Un estudiante guía nos fue conduciendo por los sitios más significativos de la universidad. Nos animó diciéndonos que no era necesario ser muy inteligente para entrar en Havard, si bien habría que tener alguna habilidad deportiva. También otra pequeña condición: disponer de $35.000 al año.

Vimos el centro de los estudios científicos. El edificio más bello es el Memorial de los alumnos de la Universidad muertos en la guerra "por defender la unidad de la patria". La torre del edificio fue quemada por estudiantes en el setenta. Acaba de terminarse su reconstrucción.

Y la biblioteca. La segunda de EE.UU., después de la del Congreso, y la mayor entre las académicas. El estudiante decía que allí hay muchos libros... sucios y húmedos...,así que apenas es utilizada por ellos.

Por todos los sitios se encuentra la palabra "veritas". Y, por supuesto, en el escudo de la Universidad. Sin embargo, sigue contando el estudiante, ante la estatua de su fundador Harvard, hay varias mentiras reflejadas en la estatua: ni él fundó la universidad, ni se fundó en la fecha que se lee en la estatua, ni el señor representado en bronce es el fundador. Algunos entraron en el museo de la universidad, donde se puede admirar la imagen más antigua de santo Domingo.

Todos, los del museo y los de la universidad, nos dirigimos en los autocares al convento de Saint Stephen a las afueras de Dover, de esta provincia de San José. Atravesamos lugares tan bellos, en tan bella tarde, que el conductor prefirió no llevarnos por el camino más recto (algunos dicen que se equivocó). El convento fue casa de noviciado y también de los estudiantes de filosofía. Si no fuera un tópico habría que calificar el lugar de "paradisíaco". Ahora es casa de espiritualidad. Y espiritualmente se inició nuestra presencia en ella: con el solemne canto de vísperas.

Luego continuó la espiritualidad de la fraternidad, estimulada por una bien surtida y bien bañada barbacoa al estilo americano, que aquellos frailes prepararon para todos, en torno a una piscina, tan espiritual también que tenía forma de cruz. Se nos hicieron cortas las tres horas que estuvimos allí. ¡Gracias, frailes de San Esteban! puce

 

Design & management : Fr. Yves Bériault, o.p.