Última actualización :
2001-07-23

e-mail del Capítulo



Crónica
earth

Crónica del Capítulo General

bleu line

21 de julio

Los sábados, celebración de la luz

La eucaristía ha sido la más austera de las que hemos celebrado.¡Hasta se recitó el cántico de la Sabiduría! Es el primer "salmo" que recitamos. Todos han sido cantados. Hubo más momentos de silencio. Ha sido en inglés (el silencio no). Presidió el provincial de Australia. Junto a él otro fraile de su provincia. Se atendió la petición del secretario del capítulo, y se leyó un resumen de lo que dijo el sacerdote en las otras dos lenguas oficiales (no se hizo esto con las lecturas. No porque la palabra del predicador sea más importante que la de Dios, sino porque se cree que los sabios capitulares ya saben de qué va el texto, sólo con entender alguna palabra: "Moisés", "Faraón", "Egipto", "Cafarnaún", "Betania", "Marta", "discípulos"…). La misa fue en honor de María. Se empezó la celebración con el "Ave" de Lourdes. En la predicación el presidente dijo que en Australia los frailes del lugar habían aprendido de los españoles que estudiaban inglés allí -los de la provincia del Rosario-, a reunirse después de la comida para un momento de comunicación comunitaria. María siempre nos convoca a escuchar para oírnos y oír a su Hijo. Luego, como ella, los dominicos hemos de ser generadores y portadores de su Palabra. Así sea.

Comentarios diversos llegan de las comisiones. Los hay efusivos, realmente contentos con lo que hacen. Otros dicen que se encuentran un tanto bloqueados. Los hay que reflexionan si lo hecho vale para algo, pues con todo lo escrito últimamente, en capítulos, cartas, etc., no es fácil decir algo nuevo que merezca la pena.

La tarde fue muy distinta para unos y otros: unos tuvieron que seguir viéndose con textos en comisiones; otros optaron por el paseo largo, otros por la reflexión prevista, primero en la siesta -"reflexionad en el silencio de vuestro lecho"- y luego en la iglesia o por el campus. Estaba programado un tiempo de meditación en común y después se tuvo la "condivisión" de la fe y de la meditación en grupos lingüísticos. Se dejó a los capitulares la libertad de acudir a la iglesia y a los grupos.

De nuevo, como el sábado anterior, la celebración de la luz. Todo en inglés, menos la "Salve" y el "O lumen" al final de la procesión hacia el grupo escultórico que representa a la Virgen que entrega el rosario a santo Domingo. Esta vez no hubo procesión individual al cirio para recibir de él directamente la luz. Fraternalmente unos a otros nos repartimos esa luz, que procedía del cirio, que es Cristo. Esto también tiene un significado.

Es de justicia agradecer el trabajo de los estudiantes dominicos. Están pendientes de todos los detalles, participan activamente en las celebraciones, organizan diversos actos de oración y de recreo... En suma, ayudan notablemente al buen funcionamiento del capítulo. puce

 

Design & management : Fr. Yves Bériault, o.p.