Última actualización :
2001-07-25

e-mail del Capítulo



Crónica
earth

Crónica del Capítulo General

bleu line

23 de julio

Una mañana de números

En la fiesta de Santa Brígida de Suecia la liturgia fue asignada a la provincia de Francia y al vicariato general de Bélgica Sur. En francés, con la grave solemnidad habitual cuando la liturgia es en esta lengua. Presidió el vicario general de Bélgica, Fr. André Coulée. El predicador, que trabaja en Camerún, comentando el evangelio, nos preguntó qué clase de signo ofrecemos nosotros a la gente. Jesús ofreció el de Jonás, toda su vida, y también Domingo de Guzmán. Si nos piden, como a Jesús, un signo ¿podríamos ofrecer el de nuestra fraternidad y el de saber compartir con los demás?

Los trabajos comenzaron con una plenaria sobre el documento de economía. Se trataba de aprobar cuestiones económicas. Nos dijeron que el euro es muy versátil, mientras que el dólar tiene un valor fijo. Los profanos pensamos que si el euro cambia con respecto al dólar hacia abajo, podría decirse que el euro está fijo y el que cambia hacia arriba es el dólar. Como consecuencia de la globalización se aprobó que las cuentas sean siempre en inglés, hay que olvidarse del italiano aunque se preparen en Roma. No está en LCO, pero condición para ser síndico de la Orden es saber inglés. Se aprobaron las cuentas personales del Maestro saliente. Timothy hizo un gesto profético y mostró su monedero vacío.

La mayoría de las intervenciones se centraron en el "fund raising", recaudar fondos. Un fraile ha de buscar dinero para las diferentes misiones de la Orden. Nos dijeron que era el nuevo modo de ser mendicantes. Pero, como es muy complicado tener un fraile dedicándose a esos menesteres, se encomienda a una empresa, previo pago de una cierta cantidad. Se ha creado recientemente el Fondo Dominicano Internacional por las cuatro provincias estadounidenses, pero se invita a todas las provincias de la Orden a colaborar. Se discutió mucho sobre qué entidades recibirán los fondos. Después de la discusión, que se prolongó quince minutos sobre el horario establecido, se decidió que la comisión revisara sus propuestas y las presentara de nuevo a la asamblea. Se aprobó una fórmula matemática para que cada provincia supiera con cuánto tiene que contribuir. Un poco complicado para bastantes capitulares "de letras".

Como todos los últimos días, siguió el trabajo en comisiones. Se ve a los frailes salir de ese trabajo con muy distintos rostros: los de rostro distendido, la cosa va adelante; los de rostro perplejo, no saben por dónde tirar; el del gesto cansado de luchar contra alguna pared ideológica; el del escéptico, que puede ser el escéptico inteligente convencido de que no nos jugamos la Orden en el empeño, y el que sale de la comisión mirando compasivamente a los demás porque le parece que están perdiendo el tiempo. En fin, está el que ve en todo este intercambio de opiniones una ocasión para sentirse remando en la misma barca y eso ya es bastante para estar feliz, aunque el puerto no se vea cerca.

Solemnes vísperas en francés. Presidió el provincial de Francia, Fr. Eric de Clermont-Tonnerre. puce

 

Design & management : Fr. Yves Bériault, o.p.