Última actualización :
2001-07-31

e-mail del Capítulo



Crónica
earth

Crónica del Capítulo General

bleu line

30 de julio

Buen trabajo en el aula capitular

En este día sereno y soleado la liturgia correspondió al Oriente: China Vietnam, Japón. Dentro de la solemnidad habitual, ha sido la celebración eucarística más sencilla, con más momentos de silencio. En inglés. Preside el vicario del vicariato vietnamita en Canadá. Predica en español el vicario de la provincia del Rosario en Japón, Fr. Vicente Arribas, quien expuso buenas ideas: Santo Domingo soñó con ir a lejanos países. En el siglo XVI los lejanos países eran sobre todo los de extremo Oriente. Allí fueron los frailes dominicos: Filipinas, China, Japón, luego Vietnam. Misión sellada con sangre. Misión que continúa porque, tras muchos años de misión y de sangre semilla de cristianos, el Oriente sigue reacio a la fe cristiana. Pero el sueño no ha de desvanecerse. El Oriente sigue siendo desafío para nuestra misión. Y banco de prueba de nuestra fe. No podemos llevar una fe sin mística a un lugar de profunda espiritualidad.

Al llegar al aula encontramos en nuestros sitios unas flores de papel. Fr. Timothy explicó que era un regalo de los seglares dominicos de la prisión de Norfolk, aquí en Estados Unidos. Cada flor ha significado dos horas de trabajo. Es impresionante, porque estos laicos dominicos son condenados a cadena perpetua. Se felicitó a los colombianos por la victoria de Colombia en la copa de América a costa de México y a los estadounidenses por la victoria de Armstrong en el tour de Francia.

Cambios en las constituciones promovidas por la comisión de gobierno. Se aprueba que los provinciales puedan asignar a los frailes a otras provincias o conventos, siempre con el acuerdo de los provinciales interesados, y avisado el Maestro de la Orden. Es un cambio para favorecer la itinerancia entre los frailes. Antes había que solicitar siempre el permiso al Maestro.

En Bolonia se había aprobado que las casas que contaran con cuatro frailes pudieran cada una enviar un delegado al capítulo provincial, si así lo determinaba el estatuto de la provincia. Las casas tienen un dinamismo que a veces no tienen los grandes conventos. Se abrogó este número de Bolonia.

Al patriarca Abraham, patrono de las rebajas, se encomendó un vocal para solicitar que con 20 frailes el vicariato tuviera derecho a un representante en el capítulo general. Hasta ahora bastaban 10. La comisión había propuesto 25. ¡Señor! ¿y si hay veinte frailes buenos no podrían tener un representante? Quedó aprobado.

La tarde empezó con economía. Hubo bastante unanimidad en lo referido al Fund raising. Y también en que se cuidará de dónde vienen los fondos que pueden llegar a nosotros.

Más complicación hubo a la hora de repartir los gastos del capítulo. Se quería cambiar lo que las constituciones prevén, para hacer el pago proporcional a los ingresos de las provincias: quien más tiene más paga. Con este principio solidario todos estaban de acuerdo, pero se necesita más transparencia al presentar las cuentas, no sea que una provincia pague más por hacerlas bien y se favorezca lo contrario. Se votará cuando se vea lo que implica esa contribución solidaria. Algunos provinciales pueden dormir tranquilos esta noche.

Se aprobó el texto que habla de espiritualidad del síndico, un cargo no apetecido. Se dice que propio del síndico no es sólo hacer cuentas y balances, sino preocuparse de los pobres y de que lo sean los frailes, un servicio de espiritualidad dentro de la misión de la comunidad. No se sabe si con esta espiritualidad añadida habrá más candidatos al cargo. No se confirmó, en cambio, la incoación de Bolonia para que el síndico de la Orden tuviera voto en el consejo generalicio.

En la segunda sesión de la tarde volvimos con asuntos de gobierno. Se deben preparar bien los capítulos provinciales con comisiones previas. Que el definitorio no tenga prisa por terminar y luego deje solo al provincial ante el peligro.

Varios textos presentados parecían hechos para controlar más a los vicariatos desde la provincia. Debían dar cuentas a la provincia madre y seguir siendo hijos sumisos. La asamblea rechazó algunas propuestas de la comisión. Tanto sometimiento no es bueno para hijos mayores de edad.

Había una proposición de acortar la duración de los capítulos: dos semanas los de definidores y provinciales, tres el electivo. Al final, por dos votos, se desechó la propuesta. Continúa vigente lo que dijo Bolonia: tres semanas los capítulos de definidores y de provinciales; cuatro el electivo.

Propuesta para que el primer capítulo tras la elección del Maestro sea cuatro, no tres, años después. Los otros dos, cada tres años. Se aprobó como incoación, no como ordenación. Si otros dos capítulos sucesivos lo confirman, el Maestro durará diez años en el cargo.

Lenguas oficiales. La propuesta era: "Revocando lo dicho en Bolonia, ordenamos que durante los estudios institucionales todos los frailes cuya lengua no sea el inglés lo aprendan. Y los que tengan como lengua madre el inglés que aprendan el español". Los francófonos hablaron del francés como lengua de diversas culturas y que, si se trata de una globalización inglesa, que sea en el inglés de Shakespeare. En África nadie habla español, ¿hay que estudiarlo por si alguna vez uno acude al capítulo general? Los anglófilos pueden pensar para qué estudiar español si, de acuerdo con la propuesta, dentro de unos años todos hablarán inglés. Se desechó la propuesta por escaso margen. Siguen las tres lenguas modernas oficiales.

Inmediatamente, vísperas. No es fácil pasar tan rápidamente de la cabeza caliente a la serenidad del rezo. El ambiente del capítulo es espléndido: se discute con serenidad y respeto, casi con cariño a las opiniones contrarias, y con mucha libertad. Hay altura en el diálogo. puce

 

Design & management : Fr. Yves Bériault, o.p.