Última actualización :
2001-08-06

e-mail del Capítulo



Crónica
earth

Crónica del Capítulo General

bleu line

4 de agosto

En la recta final

En la fiesta del cura de Ars la liturgia estaba encomendada a las provincias de Toulouse y de Suiza. Hacía unos días que no aparecía la liturgia en francés, seria y solemne como siempre. Preside un definidor de Toulouse que gasta su vida en Haití. Nos invita a rezar hoy por los frailes sacerdotes -precisamente cuando se va a tratar de los frailes no presbíteros- para que sean buenos dispensadores de la misericordia de Dios. Lee la primera lectura, con su delicada voz, Sor Maria Therese, monja finlandesa de un monasterio francés. Predica el definidor de Suiza. Recuerda que San Juan María Vianney es el patrono de los párrocos. Felicidades a todos los presentes. El relato sangriento de la decapitación de san Juan Bautista, evangelio del día, no es una simple historia para calmar curiosidades, sino para contrastar el hacer humano con la misericordia de Dios. El cura de Ars ejerció esta misericordia dándose totalmente a sus feligreses y a través del sacramento de la reconciliación.

Según lo previsto ayer, tres hermanos cooperadores de este país nos contaron sus experiencias tales. Los tres están llenos de doctorados y masters, son profesores y uno ocupa cargos de responsabilidad en organismos de bioética. Uno es subprior de su comunidad. Muy devotos de San Martín, creen que el modelo de este santo no debe reproducirse en las tareas que realizaba ni en su consideración comunitaria, sino en su vida. Lo importante no es el trabajo que se realiza, como piensa la sociedad estadounidense, sino cómo se es. Respetando situaciones especiales, creen que no deben ser admitidos aquellos que quieren dedicar su vida en la Orden exclusivamente a tareas "domésticas". Creen importante que los hermanos puedan ejercer lo que llaman liderazgo, o sea ser superiores.

Con el descanso, ya sin los hermanos cooperadores en la presidencia, continúa la discusión. En el fondo lo que se debate es el número V y VI de la constitución fundamental: el carácter clerical de la Orden o el ministerio profético que implica el ministerio sacramental. Algunos apuntan que depende de la concepción que se tenga de la iglesia como comunión. Y de la concepción del presbítero como jerarquía o servicio. Hay enmiendas al texto, enmiendas a las enmienda.... La comisión volverá a elaborar parte del texto con las precisiones y correcciones de la sala. Se nos entrega el buen texto de Bolonia sobre los hermanos cooperadores, que la comisión retoma y confirma.

Empezó la sesión de la tarde con la buena noticia por parte del Maestro de que, a pesar de lo que se había dicho, mañana no hay sesiones. Comunica que se han recibido firmas, en la cantidad de un tercio de los vocales, pidiendo que se retire el texto sobre los hermanos cooperadores. El comité central ha creído oportuno iniciar una reflexión en toda la Orden, ordenando al Maestro que establezca una comisión, en la que estén presentes frailes cooperadores, sobre los temas que estaban implicados en la discusión de dicho documento. La comisión elaborará y enviará un cuestionario a todas las provincias para su distribución entre los frailes.

Buen documento el de la Familia Dominicana. No suscita grandes discusiones, a pesar de que plantea un viejo problema: la distinción entre Orden y Familia. Partiendo del principio de que el carisma de Domingo es único e indiviso, el documento afirma que la "Orden de Predicadores" está configurada por aquellos que mediante la profesión o las promesas hechas al Maestro se integran a la Orden. Si se entiende el término Orden en un sentido amplio, pueden considerarse verdaderamente integrantes de la Orden de Predicadores ("Ordo Praedicatorum universus") todos los que asumen el compromiso de un género de vida particular, inspirado en la vida y misión de santo Domingo y aprobado por la Iglesia, o sea la Familia. Si el término Orden expresa más bien una "organización jurídica precisa", la imagen de Familia evoca la experiencia de una pertenencia mutua.

La comisión distinguió los tres niveles de ser de la Familia: a) frailes, monjas y fraternidades seglares y sacerdotales. Estos hacen votos o promesas al Maestro. b)Las congregaciones de hermanas aceptadas en la Familia por el Maestro de la Orden, sin que sus miembros hagan votos al Maestro; c) asociaciones, nuevos grupos como MJD, que pueden ser aceptadas por provinciales frailes o por superioras generales de congregaciones.

Vísperas-lucernario. Iglesia en semi-tinieblas, el cirio que solemnemente avanza mientras se oye la polifonía francesa, velas que se encienden, incienso que humea, luces que van poco a poco adquiriendo intensidad. Bella escenografía con una disciplina y un sabor muy monástico.

Nuevas voces

En asambleas pasadas han intervenido diversos invitados del Maestro al capítulo: asistentes, monjas, hermanas, representante del laicado dominicano. Hoy escuchamos "nuevas voces": tomó la palabra Pamela Lagos, chilena, representante del Movimiento Juvenil Dominicano Internacional. Todos agradecimos escuchar una voz femenina y joven. puce

 

Design & management : Fr. Yves Bériault, o.p.