Última actualización :
2001-08-07

e-mail del Capítulo



Crónica
earth

Crónica del Capítulo General

bleu line

6 de agosto

Misión cumplida

La Transfiguración. Día radiante y luminoso, como aquel día en el Tabor. Clima apropiado para acordarse de África. Una parte de África (África francesa, isla de La Reunión, Angola) llevó la liturgia. En francés, con ritmos africanos. En algún momento el canto acompañado sólo por la percusión. Presidió y predicó Fr. Roger Houngbédji, socio del Maestro para ese continente. Una homilía de altura, como lo que corresponde a una persona de casi dos metros. Dicha con tal claridad que no se necesitaba ser políglota para haber tenido la ocasión de oírla tres veces: en francés, inglés y español. Tres puntos en su homilía: Aquí estamos los elegidos, como Pedro, Santiago y Juan; para presenciar la gloria de Dios sobre la tierra, cómo se manifiesta hoy en nuestro mundo; y para escuchar a Dios. No solo oírle, sino comprometernos con la palabra oída.

Parece que había interés que acometiéramos lo que íbamos a discutir sin tensión alguna. Fr. Carlos, el Maestro, representó un número cómico recibido con carcajadas por la sala. Imitó a las azafatas que dan las instrucciones de seguridad a los pasajeros a bordo de los aviones.

El tema principal en la agenda del día era el documento sobre los hermanos cooperadores. Se presenta un texto enmendado. Sustancialmente lo que pide es iniciar un largo y complicado proceso de estudios y consulta a la Orden, como cuando se cambiaron las constituciones en el año 1968, para analizar el lugar de los hermanos cooperadores en ella e incluso, si fuera necesario, el carácter clerical de la Orden (cf. Constitución fundamental, VI). La discusión en la Orden los últimos años sobre la identidad de los hermanos cooperadores refleja el desarrollo de una eclesiología de comunión y participación, inspirada por el Vaticano II, que habla de una comunión en la diversidad de ministerios. Se pide al Maestro que nombre una comisión de expertos que preparen un texto que pueda incluso promover cambios en la Constitución en el próximo capítulo. Se aprobó al fin el documento más debatido. Como suelen terminar los asuntos difíciles, se nombrará una comisión.

Se presenta a instancias de más de un tercio de vocales reconsiderar la abrogación que se produjo hace días de una decisión de Bolonia, en la que se autorizaba a las provincias que lo desearan a establecer en su estatuto la posibilidad de dar representación a cada casa en el capítulo provincial. No se admitió a discusión.

Hubo que desempatar un texto de la comisión de vida común que había obtenido la votación 56 a 56 sobre el proyecto comunitario. No valen los "penalties". El texto volvió a la comisión. Ésta hizo un leve cambio. Se votó a favor con amplia mayoría.

La tarde comienza con aclaraciones, explicaciones, defensa de los moderadores, de su honradez e imparcialidad y de disculpas por lo que pudo haber de fallos.

El capítulo terminó su estudio y votación del documento de la familia dominicana. Quedaba la parte de los laicos y del movimiento juvenil dominicano. El documento reconoce los grupos nuevos de laicos dominicos que están apareciendo y son "fuente de vida nueva" para la Orden y enriquecimiento de su misión. Pocas discusiones. Se acepta el texto de la comisión sin problemas. El MJD puede seguir siendo movimiento dominicano sin vincularse nada más que por sentimientos de cercanía en el carisma. Se aceptan las recomendaciones a los frailes para que promuevan y se dejen enseñar por los laicos. <Después de la discusión sobre la familia dominica, surgió un pequeño problema. Un vocal introdujo una proposición sobre un tema no estudiado por ninguna comisión: el estudio encomendado por el capítulo de Bolonia, n. 42, sobre el carisma y la predicación por mujeres y varones en la Orden. Había sólo unas propuestas, y sólo en inglés. Pero las propuestas suponen un texto, que tampoco no ha sido traducido. Después del breve descanso, se propone votar una recomendación: "Agradecemos el informe preparado por la comisión pedida por el capítulo de Bolonia (n° 42) acerca del carisma de predicación para mujeres y varones de la Orden de Predicadores. Encomendamos a los asistentes para la Vida Intelectual y para la Vida Apostólica continuar el estudio de este tema con la ayuna de peritos de diversas partes del mundo". Se aprueba.

Terminaron el estudio y votación de todos los documentos de las comisiones. Buen trabajo, hermanos capitulares. Mañana oiremos informes de la Escuela Bíblica, del Angelicum y de la situación de la Orden en China.puce

 

Design & management : Fr. Yves Bériault, o.p.