Última actualización :
2001-07-13

e-mail del Capítulo



Documentos
earth

Gracias !

Fr Timothy Radcliffe, o.p. 

Previous document Next document    bleu line

FR. Timothy Radcliffe, o.p.Queridos hermanos y hermanas:

      Ya están empaquetados mis libros, lo cual es una señal clara de que un dominico está a punto de traslado. Sólo queda una última cosa que debo hacer antes de ir al aeropuerto y tomar el avión para el Capítulo General, y es decir una breve palabra de agradecimiento a la Orden y a toda la Familia Dominicana. En todas partes, durante estos nueve años, he sido acogido como vuestro hermano, con inmensa amabilidad, amor y generosidad. Cuando fui elegido pedí de nuevo la misericordia de Dios y la vuestra, y siempre se me ha concedido.

      Mi corazón y mi mente se han ensanchado como nunca habría podido imaginar, y por esto también doy gracias. Ha habido la inmensa alegría de descubrir el entusiasmo y la diversidad de la Orden. Es este un tiempo prometedor para nosotros en la mayoría de las regiones del mundo. En muchos lugares he tenido el gozo extraordinario de encontrarme con frailes y con hermanas jóvenes, al inicio de su vida dominicana, que me han llenado de esperanza para el futuro. ¡No os desaniméis nunca! Sobre todo doy gracias a Dios por todos los miles de dominicos que se entregan a la misión de la Orden a veces sin drama y pasando desapercibidos, fieles a su compromiso de predicar el evangelio "hasta la muerte". Sois verdaderamente un signo de la fidelidad de Dios en Cristo.

      También me he enfrentado con el sufrimiento y la violencia de este mundo. Nunca antes había comprendido lo que esto significa. Nada me ha impresionado tanto como mis visitas a Rwanda, Burundi, el Congo, Argelia, Irak, Chiapas, los barrios de muchas ciudades de América Latina y tantos otros lugares de guerra y de pobreza. Doy gracias a Dios por el testimonio extraordinario de esperanza que nuestros frailes y hermanas ofrecen en esos lugares. Pido para que toda la Familia Dominicana se acuerde de ellos y los ayude. Mi única pena es que a menudo mis visitas han sido muy rápidas, debido a la amplitud de las exigencias del programa.

      Doy gracias por haber tenido el privilegio de servir a la Orden de esta forma, y doy gracias por haber llegado ahora al final de mi mandato. Ahora tomaré un descanso sabático. No he tenido tiempo de pensar ni dónde ni cómo, pero me gustaría tener momentos de tranquilidad, contemplación, soledad y estudio. Muchas personas preguntan ahora qué voy a hacer después. Es maravilloso no saberlo. Esta es nuestra libertad. Veré lo que mis superiores desean que haga.

      Que mi sucesor reciba el mismo maravilloso apoyo que yo, y que Santo Domingo nos bendiga a todos con su coraje y alegría.

Vuestro hermano en Santo Domingo

Fr. Timothy Radcliffe OP puce

 

Design & management : Fr. Yves Bériault, o.p.